Hacer la maleta o coger un avión no siempre es sinónimo de vacaciones. Viajar por motivos profesionales es una realidad cada vez más frecuente: reuniones corporativas, congresos, ferias, convenciones… todos estos encuentros se incluyen bajo el paraguas del turismo MICE, por las siglas en inglés Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions/Events. El salón Ibtm World presenta las últimas novedades a las empresas del sector del 19 al 21 de noviembre en el recinto de Gran Via.

El turismo MICE genera 20.000 millones de euros anualmente y sus múltiples destinos compiten para ofrecer una experiencia memorable. Para las ciudades, ser un destino consolidado en este tipo de eventos tiene un gran valor añadido: se asocia su imagen con sectores clave como la tecnología, las finanzas o la sanidad y, además, cuentan con un perfil de viajero que según ICCA gasta más que aquel que viaja por placer.

Empresas y organizaciones buscan destinos que puedan sorprender al viajero, generalmente familiarizado con el mundo digital y habituado a desplazarse por motivos profesionales. Por ello, muchos encuentros profesionales son cada vez más imaginativos y buscan dejar un buen sabor de boca.

Las tendencias actuales en el marco del turismo de negocios valoran la innovación tecnológica, la customización del viaje y el encanto de la cultura local. De esta manera, algunos de los aspectos clave para atraer el máximo de reuniones y turistas MICE son:

  • Tecnología y ciudad inteligente: sin duda, la innovación tecnológica mejora la experiencia del turista de negocios. Entre otros, la inteligencia artificial puede estudiar los gustos individuales para customizar las actividades extraprofesionales, optimizando el viaje y contribuyendo a la satisfacción de la empresa promotora y del visitante. Por otro lado, un destino óptimo para las empresas que organizan viajes o encuentros de negocios es el que cuenta con infraestructuras modernas y conectividad a Internet en espacios públicos. De esta manera, la apuesta por la tecnología aplicada al ámbito urbano (ciudad inteligente) singulariza a determinadas ciudades y mejora aspectos como la movilidad o la eficiencia energética.
  • Autenticidad y cultura local: no todo el mundo tiene los mismos intereses y un destino puede ofrecer muchas posibilidades: deporte al aire libre, shopping o un paseo por la playa. Cada ciudad tiene sus puntos fuertes y el hecho de contar con mucha variedad de actividades permite la adaptación del viaje en función del interés personal. Tras su jornada de trabajo, el turista de negocios puede aproximarse a la cultura local: gastronomía, conciertos, rutas turísticas o un partido de futbol.
  • Sostenibilidad: la conciencia medioambiental es un factor importante en el sector. Por ello, los destinos smart tienen cada vez más éxito, impulsados por la voluntad de reducir el impacto ambiental. Por ejemplo, una ciudad con transporte público eléctrico y centros de congresos eficientes se posiciona fácilmente como sede de eventos MICE, especialmente de aquellos relacionados con las nuevas tecnologías.

Barcelona, ciudad de congresos

De acuerdo con el informe anual de ICCA, Barcelona se encuentra entre las ciudades mejor posicionadas: es la que más congresistas atrae de todo el mundo. Además, gracias a Fira de Barcelona, que organiza más de 150 ferias y congresos anualmente y es visitada por 2,5 millones de personas, se consolida como ciudad de referencia en sectores estratégicos como la tecnología, la medicina o el diseño.

HELENA DE TORRES