José Vicente Casado con uno de sus tesoros

Es de esas afortunadas personas que ha convertido su pasión en su profesión. Un entusiasta de la geología que empezó buscando dinosaurios en su León natal y ha acabado viajando por todo el planeta -sólo le falta visitar Australia- a la caza de meteoritos.  José Vicente Casado es de los pocos cazameteoritos que existen en España y el único que ha conseguido dedicarse a ello de forma exclusiva.  Con “Litos”, su empresa de venta de todo tipo de minerales, lleva 22 años consecutivos atendiendo a la llamada de Expominer, el salón que organiza des de hace 39 años Fira de Barcelona, líder del sector en España y principal referente del sur de Europa.

¿Cómo se convierte uno en “cazador de meteoritos”?

Aprendiendo a identificarlos y diferenciarlos de las rocas terrestres y, por supuesto, yendo a los lugares donde han caído recientemente o a los desiertos donde se acumularon a lo largo del tiempo. Uno se convierte en cazador de meteoritos porque se apasiona hasta tal punto que hace de algo muy complejo su forma de vida.

¿Qué le atrae exactamente de los meteoritos?

La información que aportan sobre una parte del universo que de otra manera no podríamos estudiar de primera mano. Son rocas fascinantes.

¿Se puede vivir de los meteoritos?

Hay quien lo consigue pero sólo en Estados Unidos o en los países más desarrollados de Europa donde hay una masa suficiente de población interesada en la ciencia.

¿Es el único cazador español?

No, somos un grupo de amigos que realizamos expediciones juntos, pero ellos tienen otros trabajos, mientras que yo me dedico casi a tiempo completo a estos minerales espaciales

Y ¿en el resto del mundo?

Hay mucha gente que comercializa meteoritos que compra a terceros, otras personas que organizan exposiciones o incluso hacen joyería, pero que busquen  meteoritos no hay muchas, calculo que no más de 30 o 40.

¿Cómo se “caza” un meteorito?

Recorriendo terreno, viendo rocas e identificándolas. Lo difícil para empezar es saber dónde buscar. A partir de ahí hay que tener mucho ojo y un poco de suerte. También se debe saber cogerlo, anotar datos, coordenadas, peso, forma… hay una buena parte de sistemática en la labor.

¿Existen zonas donde caen más meteoritos que en otras?

Rotundamente, no. Lo digo porque hay muchos mitos y leyendas sobre el tema. Caen en toda la Tierra por igual. Si encontramos más en las zonas desérticas, es por una mera cuestión de limpieza del terreno, encontramos más donde los podemos ver.

¿Cómo se distingue un meteorito de una simple piedra?

Con experiencia y habiendo visto miles. Aun así, con todo lo que ya sabemos nos equivocamos más de una vez. No obstante, en general, los meteoritos tienen características externas e  internas que son exclusivas y que nos ayudan en la identificación. Bien es cierto que hay un tipo de meteoritos que se parece mucho a las rocas basálticas de la Tierra y son los más difíciles de reconocer.

¿Es posible predecir cuándo y dónde caerán?

Es muy difícil pero ya se ha conseguido una vez, en el año 2008. Se observó un pequeño cuerpo que se acercaba a la Tierra y que iba a chocar en apenas unas horas. Finalmente los fragmentos cayeron sobre Sudán. Pero la inmensa mayoría de meteoritos caen sin que sepamos ni donde ni  cuándo va a suceder.

Cantidad y calidad

– ¿Cuántos meteoritos tiene en su casa?

Unos 3.000

– ¿Cuál es el de mayor valor?

30.000€ pagué por un meteorito de 600 kilos

– ¿Y el más barato?

La mayoría de los meteoritos valen muy poco, apenas a 100€ el kilo

– ¿Tiene especial cariño por alguno?

Encontré uno de medio kilo procedente de Marte

ALBERT SAS