El mundo ya es digital. Lo son los jóvenes, de manera cada vez más temprana. Lo será su futuro profesional. La digitalización comienza en casa y cada vez más pronto. El pasado año 2016 se presentó el informe europeo Young Children (0-8) and digital Technology del Joint Research Centre de la Comisión Europea, sobre usos tecnológicos en el entorno familiar.

Los resultados del estudio circunscritos a Cataluña, con la participación de expertos de la UAB, resaltan el uso habitual y frecuente de las tabletas digitales en familia. Más concretamente, los niños eligen como actividades favoritas ver vídeos y buscarlos en Youtube y frecuentar juegos interactivos que encuentran en la Playstore. En la franja de 6-8 años, lo hacen normalmente acompañados por los adultos pero también de manera autónoma.

¿Está preparada la escuela?

En relación con ello en el blog de la Associació de  Mestres Rosa Sensat leemos una pregunta clara: ¿la escuela se adapta, al igual que las familias, a los usos de las tecnologías y de los espacios virtuales? Esto conlleva plantear el rol que juega y debe jugar la escuela en la formación de niños y jóvenes y sobre la necesidad de abrir las fronteras del aula en un contínuo escuela-sociedad (…)

Si nuestros alumnos están inmersos en el mundo digital cada vez de una manera más frecuente e intensa en su vida extraescolar y en contacto permanente con estas nuevas maneras de comunicarse, de acceder a productos de ocio, de leer y de escribir, ¿qué debe cambiar en la escuela? En realidad no tiene que cambiar nada pero a la vez tiene que cambiar todo”, leemos como reflexión en este blog.

No debe cambiar nada porque la función principal de la institución educativa es (o debería ser) preparar a los niños y jóvenes para poder participar y actuar de manera competente en la sociedad. Y este encargo no ha variado desde hace décadas. Y tiene que cambiar todo porque las tecnologías modifican la manera de interactuar con los demás, porque leer y escribir no es lo mismo ahora que hace cincuenta años y el acceso a la información presenta características muy diferentes a hace varias décadas“.

mSchools, 24.000 alumnos

En este marco real, durante el curso 2015-2016, más de 24.000 alumnos participaron en alguna de las iniciativas impulsadas por el programa mSchools para introducir el uso de la tecnología con el objetivo de ofrecer nuevas formas de enseñanza y aprendizaje para a mejorar los resultados académicos y la llamada empleabilidad, la suma de formación y de habilidades orientadas al trabajo. Todos ellos participaron en la propuesta App Education, centrada en el diseño y desarrollo de prototipos de aplicaciones, o en alguno de los retos lanzados a través de Mobile History Map, plataforma que permite a los alumnos crear contenidos de forma colectiva sobre puntos de interés cercanos a sus escuelas. También más de 1.500 docentes han adoptado las herramientas ofrecidas por mSchools.

El programa está impulsado por Mobile World Capital Barcelona en colaboración con la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y GSMA, entidad que representa los intereses de 800 operadores de red móvil de todo el mundo, organizadora del Mobile World Congress, la gran cita anual del ecosistema móvil.

El sector STEAM

Ahora, el programa mSchools y la Mobile World Capital Barcelona centran su interés en la propuesta YoMo: The Youth Mobile Festival, encuentro dirigido a jóvenes de entre 10 y 16 años con ganas de descubrir todo lo que el sector tecnológico puede ofrecer. Se ha celebrado en el marco de Mobile World Congress, y quiere ayudar a los jóvenes a conocer mejor las carreras profesionales de los sectores relacionados con ciencia, tecnología, ingeniería, artes y diseño y matemáticas (un conjunto conocido como STEAM por sus siglas en inglés).

A lo largo de cuatro días, del 27 de febrero al 2 de marzo, prevé recibir 20.000 escolares y quiere dar también una oportunidad a instituciones académicas, profesionales y empresas que participan en el mercado joven para dar a conocer su tecnología, marcas, habilidades e ideas.

R.P.