Smart City, la ciudad innovadora

ENERO 2012

12-02-01En 2050 el 75% de la población mundial vivirá en ciudades, lo que convertirá el actual modelo urbano en insostenible económica y medioambientalmente. La transformación en smart cities o ciudades innovadoras se hace necesaria para evitar la sobreexplotación del medio y preservar y extender los niveles de bienestar de las sociedades desarrolladas.

Para lograr estos objetivos hay que pensar hoy las ciudades de mañana con una aproximación global que ponga en contacto disciplinas tan diversas como la energía, el urbanismo, la gestión de los recursos naturales y residuos, las nuevas tecnologías, y la gobernanza y la financiación de estas transformaciones. Es la premisa bajo la que se ha desarrollado Smart City Expo & World Congress evento celebrado recientemente en Fira de Barcelona que nace con vocación de referente internacional.

12-02-02El término ‘Smart City’ define aquellas ciudades que aplican soluciones innovadoras en áreas como la movilidad, el medio ambiente, la eficiencia energética, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), la planificación urbanística, la economía del conocimiento y la gestión demográfica con el objetivo de garantizar un desarrollo económico y urbano sostenible en un entorno que ofrezca una buena calidad de vida para sus ciudadanos. Las TIC juegan un papel central puesto que muchas de las aplicaciones prácticas de mejoras en cada ámbito requieren una infraestructura de las comunicaciones que facilite la gestión de los servicios mediante la observación continua de la ciudad, sus elementos y dinámicas.

Algunos ejemplos

La transformación de una ciudad en smart city no se lleva a cabo de la noche a la mañana ni tampoco en todos los campos de manera simultánea. Muchas ciudades implementan programas en ámbitos concretos como el energético. La pionera en desarrollar un programa de smart grid o red inteligente fue Boulder City en Colorado (EE.UU) pero muchas ciudades ya trabajan en este terreno. La española Málaga, la nipona Yokohama o la capital holandesa, Ámsterdam son sólo algunos ejemplos. Barcelona figura entre las cinco ciudades españolas más “smart”.

12-02-03Aun así, hay quien apuesta por construir una ciudad completamente nueva desde cero. Son las denominadascities from scratch, una opción mucho menos frecuente pero que constituye toda una declaración de intenciones urbanística. Dos ejemplos son la ciudad de Masdar, en los Emiratos Árabes, diseñada completamente por el arquitecto Norman Foster, y New Songdoo, el nuevo distrito financiero y tecnológico de Seúl.

Medioambiente y recursos naturales

El área metropolitana de Barcelona generó en 2010 1.577.203 toneladas de residuos, 1,35 kilos por habitante y día. La materia orgánica supone un 36%, el papel y cartón un 18%, los envases ligeros un 12%, el vidrio un 7% y el 27% restante comprende otros materiales.

12-02-04Más de la mitad de la basura generada en España (53% – 12 millones de toneladas) no se recicla y acaba en vertederos.

800 millones de personas en el mundo, 1 de cada 4 (27%) que vive en ciudades, no disponen de agua corriente en su vivienda.

Energía y electricidad

A pesar de representar sólo el 2% de la superficie de la Tierra, las ciudades consumen el 75% de la energía generada.

El uso eficiente de la energía beneficia la economía aumentando la competitividad: cada dólar de PIB generado en Santiago de Chile requiere un 60% más de energía que la que se necesita en Helsinki, a pesar de la diferencia de las condiciones climatológicas.

12-02-05Según un estudio de la Universidad Politécnica de Cataluña, el 35% de la energía producida se pierde en el transporte y distribución.

En las primeras 12 semanas de implantación de contadores inteligentes en Birmingham, las facturas eléctricas se redujeron un 60% y se ahorraron 12 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Transporte y tráfico

Las ciudades y su tránsito rodado son responsables, según el Banco Mundial, del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

12-02-06Se estima que en 2030, si continúa el actual modelo de transporte, la UE agotará las cuotas de emisión de CO2 sólo con el parque automovilístico privado.

En ciudades como Moscú, casi la mitad de los trabajadores que conducen su vehículo particular para ir al trabajo pierde diariamente una media de 3 horas en atascos.

La calidad del transporte y la accesibilidad de una ciudad influyen en la competitividad económica y la productividad. Eliminando los atascos mediante el diseño de infraestructuras de transporte que permitan una movilidad eficiente se puede aumentar la productividad de los trabajadores hasta un 30%.

FOLC LECHA