La autoedición se hace fuerte

principalPublicar un libro hoy es más fácil que nunca. La autoedición se consolida y marca tendencia en el revuelto panorama editorial. Las nuevas tecnologías, la impresión bajo demanda, internet como canal de venta y el libro electrónico han difuminado las barreras de entrada al mercado para una creciente hornada de autores independientes que asumen la publicación de sus obras. Liber, este mes de octubre, tiene un espacio para ellos.

Resulta complicado conocer el volumen real de títulos que se autoeditan en España. La Agencia ISBN contabilizó 5.310 en 2015, pero la cifra no es fiable ya que este código de pago, que viene a ser como el DNI del libro, no es obligatorio. De hecho la mayoría de las obras de autores independientes no lo llevan, especialmente si eligen el formato digital, en el que triunfa la autoedición. El reciente informe Global eBook Report calcula que uno de cada cuatro ebooks vendidos en España es autoeditado y que entre el 40% y 45% de las ventas digitales de este tipo de obras tiene lugar en Amazon, la mayor librería del mundo.

La autoedición replantea totalmente la cadena de valor tradicional del libro porque elimina intermediarios: sólo el autor y el lector resultan ahora imprescindibles. Sin embargo, el auge de ventas de títulos autopublicados propiciado especialmente por las herramientas gratuitas de edición y las plataformas de distribución de contenidos como Amazon y Google ha hecho reaccionar al sector editorial que también quiere aprovechar el filón de estos autores emprendedores.

Escritores noveles y consagrados
foto-2Detrás de este fenómeno existen diferentes tipologías de autor con necesidades diversas: aprendices de escritor sin ansias de fama que ven cumplido el sueño de ver su obra publicada y compartida con su entorno; autores noveles que no han conseguido pasar el filtro de una editorial y autores profesionales que viven de su pluma y que, convertidos en empresarios, toman el control y los beneficios de su producción. No obstante, de momento son pocos los que pueden vivir de la autoedición. También la prueban autores estrella: Paulo Coelho rescató el año pasado mediante la autoedición dos obras de su catálogo. Lo propio hicieron Rosa Regàs, Rosa Montero, Matilde Asensi o Alberto Vázquez Figueroa reeditando algunas de sus obras libres de derechos.

Sin embargo, conseguir el éxito requiere estrategia y buen manejo de todas las herramientas que ofrece la web 2.0 para la producción, promoción y comercialización, algo que no todos los autores independientes tienen porque controlar y es aquí donde editoriales, librerías y hasta bibliotecas están viendo en la autoedición un complemento a su modelo de negocio tradicional ofreciendo servicios especializados.
Por ejemplo, Penguin Random House (PRH) cuenta con Megustaescribirlibros.com que permite autoeditar un libro (en formato papel y digital) desde 300 euros al tiempo que va creando cantera, reuniendo un elenco de títulos entre los que detectar talento y potenciales éxitos de ventas. Se han dado casos de autores autoeditados que han acabado fichados por editoriales tradicionales. Sin ir más lejos la autora de Cincuenta sombras de Grey, E. L. James. O en España Eva García Saenz, que tras el enorme éxito conseguido en 2012 con La saga de los longevos lleva ya tres novelas publicadas en Planeta.

El boom de la autoedición ha abierto paralelamente la entrada en el sector a nuevos actores de corte más tecnológico que ayudan a conectar a los autores independientes con los lectores. Son consultores y proveedores de servicios profesionales para facilitar el lanzamiento y la visibilidad en el mercado de este tipo de obras.

_mg_3809Asimismo, se divisa otra tendencia al alza, el crowdfunding editorial del que veremos algunos casos en Liber y que también aporta nuevos modelos de negocio. Por ejemplo Libros.com replantea la coedición y el reparto equitativo de royalties entre la editorial y el autor. Así se presupuesta la producción del libro, se publicita la oferta de inversión para encontrar mecenas y si se logran los fondos necesarios el libro ve la luz.

¿Y los lectores?
Lo cierto es que los lectores están comprando libros autoeditados sin distinguir demasiado si la propuesta viene de una editorial o del propio autor. El precio puede ser un factor determinante en su decisión, pero el lector sabe apreciar los libros de calidad y las historias que le emocionen, de ahí la necesidad de que los nuevos escritores que se precien cuiden especialmente sus obras. Desde Amazon se apunta que los ebooks que más se autoeditan son novelas románticas, thriller y de misterio. La práctica confirma que también obtienen buenos resultados los libros especializados autopublicados por reconocidos expertos en su materia.

MD HERRANZ