La industria se transforma de la mano del big data, la digitalización, el Internet de las cosas, la robótica, la inteligencia artificial, el cloud computing, la nanotecnología o la realidad virtual. Si las tecnologías de la información y la comunicación han introducido ya transformaciones muy profundas en la sociedad (las redes sociales, el acceso inmediato a la información, la rapidez en las gestiones, las compras por Internet entre muchos otros aspectos), las nuevas herramientas tecnológicas aplicadas a la industria abren la puerta al que todos convienen en calificar de “cuarta revolución industrial“. La primera fue la del vapor aplicado a las máquinas; la segunda la de la electricidad y la tercera la de la automatización. La aparición de la industria 4.0 vinculada a la digitalización y la robótica hacen avanzar hacia una nueva realidad en la manera de producir, de trabajar y de consumir.

Química y tecnología

Fira de Barcelona, ​​institución que desde sus orígenes ha sido siempre atenta a las transformaciones innovadoras, ha querido reunir en una misma semana y en un mismo ámbito, del 1 al 6 de octubre, bajo la denominación de Barcelona Industry Week, grandes sectores industriales, en este caso químicos, y nuevas herramientas tecnológicas.

Sobre 68.000 metros cuadrados netos del recinto de Gran Vía se reúnen ocho grandes eventos: Expoquimia (referente de la química aplicada del sur de Europa), Equiplast (especializado en plástico y caucho), Eurosurfas (tratamiento de superficies), World Chemical Summit (foro impulsado por Fira para reflexionar sobre cómo la química puede contribuir a resolver grandes retos a escala planetaria) el Congreso Mundial de Ingeniería química y dos salones directamente ligados a las nuevas herramientas: Internet of Things (o Internet de las cosas, conocido también como Internet industrial) y In (3D) ustry, dedicado a la fabricación aditiva.

Asumir la transformación

Las previsiones apuntan a un millar de empresas expositoras de sectores industriales y económicos diversos (química, plásticos, energía, TIC, automoción, aeronáutica, alimentación, salud, comercio, infraestructuras…), más de 50.000 visitantes y un millar de ponentes también en los diferentes debates, sesiones de trabajo y aulas de discusión. El director de Negocio Propio de Feria, Salvador tasque, señala que “la Barcelona Industry Week responde a la voluntad de poner de relieve tanto la potencia de la industria química aplicada como la progresiva realidad de la industria 4.0 que contribuye a la transformación de los grandes procesos industriales ”

Asimismo destaca que “nuestras empresas, nuestro tejido industrial deben estar preparados para asumir la transformación de los procesos industriales y aprovechar la oportunidad que esto significa, también para la sociedad en forma de nuevos materiales, nuevas tecnologías, nuevas formas de transformación y nuevos resultados”.

Clara apuesta de Fira

La semana de la Industria se inscribe en el marco de la estrategia de Fira de actuar como motor de la economía del país, apostando por la innovación, apoyando a las empresas en su transición tecnológica y de ser un espacio de encuentro de la nueva realidad industrial y de las oportunidades que se perfilan.

Debe recordarse que la Barcelona Industry Week se añade a la experiencia que Fira ya tiene en sectores nuevos que combinan la exigencia de la sostenibilidad, la tecnología y la innovación: la ciudad inteligente (Smart City Expo World Congress), el coche inteligente (Automobile Barcelona), la arquitectura avanzada (Barcelona Building Construmat), la reutilización de los recursos (Circular Economy European Summit) o ​​el ecosistema móvil (Mobile World Congress).

R.P.