El gigante de la tecnología textil

OCTUBRE 2011

10-01-01Fira de Barcelona ha acogido en septiembre el salón internacional de maquinaria textil ITMA 2011, un gran evento que se ha celebrado por primera vez en España y que ha ocupado, también por primera vez, todos los pabellones del recinto de Gran Via. Ha recibido más de 100.000 visitantes profesionales de todo el mundo.

ITMA, impulsada por el Comité Europeo de Constructores de Maquinaria Textil, se celebra cada cuatro años desde 1951. La última edición tuvo lugar en Munich en 2007. Este gran salón marca las tendencias del sector de la maquinaria y la tecnología, y de hecho incide sobre todo el ámbito del textil. Es un influyente lugar de encuentro con charlas y conferencias de gran prestigio como la Cumbre Mundial Textil que se desarrolla en paralelo y que este año ha tenido como uno de los principales ponentes el exsecretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

Barcelona se ha convertido en la cita obligada de un congreso de estas características. Hay que recordar, además del peso de la ciudad y de las características de un espacio ferial como Gran Via, que el textil se encuentra en la base del crecimiento industrial de Cataluña, de su modernización y expansión urbana e incluso cultural. Hoy, el diseño y la creatividad en el terreno de la moda sigue siendo un importante activo.

De casa a China…

La ITMA ha llegado en un momento singular para la industria textil catalana, española y europea, que en muchos casos inicia un cierto “regreso a casa” después de una larga etapa de deslocalización. Muchas empresas textiles europeas que hasta ahora producían en China y en otros países asiáticos están buscando proveedores alternativos. El motivo es simplemente económico: China se ha encarecido tanto en los últimos años que el margen de beneficio que ofrece ha dejado de ser tan holgado como antes.

10-01-03Cityc (Centro de Información Textil y de la Confección), explica que la principal causa la tenemos que buscar al encarecimiento de los costes laborales como reacción a las reivindicaciones de los asalariados. Pero ha habido otros motivos: “La atracción que ejercen sobre el textil otros sectores industriales como la electrónica y la revaluación del yuan respecto al euro a lo largo de 2010″ habrían incidido, según Fabregat, en esta subida de precios.

Todo ello ha provocado el encarecimiento del primer productor y exportador mundial de vestuario y de ello ha resultado una derivación de la demanda hacia otros proveedores: “Los más beneficiados han sido otros países asiáticos, como Bangladesh, India, Pakistán o Vietnam”, dice Fabregat, ya que ofrecen unos costes más competitivos y unas condiciones más flexibles en cuanto a mínimos de pedidos o plazos de entrega. Países como Marruecos, Turquía y Túnez, por su proximidad a Europa, forman parte también de los nuevos proveedores.

… Y viaje de vuelta

10-01-04Las empresas textiles españolas también han hecho este repliegue. Una de ellas es Aretex SA, fabricante de calcetines y moda infantil de la marca Cóndor, con sede y planta productiva en Arenys de Mar: “Desde hace un año hemos trasladado la producción en Cataluña”, explica Rosario Ramos, directora general de Aretex, y añade que “el futuro a medio y largo plazo es concentrar la producción en Cataluña, porque tenemos el mejor clúster textil de todo el estado”.

Sin embargo China continúa siendo el primer proveedor de vestuario de España, un hecho que no sorprende teniendo en cuenta la magnitud de su industria. Lo que sí es nuevo es el salto al gigante asiático que han decidido hacer algunas empresas españolas del textil de dimensiones que no tienen nada que ver con las de grandes cadenas como Mango o Inditex.

Un caso ilustrativo es el de Manufacturas Casas y Castellet SA, productor de corbatas y complementos con sede en Barcelona, que hace dos años comenzó su aventura china, disponiendo ahora de un showroom en la ciudad china de Dalian y con perspectivas de abrir un corner en Beijin.

10-01-05“Nuestro cliente chino es de un segmento medio – alto, que no se puede permitir las grandes marcas pero que quiere calidad, diseño y made in Barcelona”, explica Jordi Castellet, gerente de la empresa.

Sobre las directrices a seguir para entrar en el mercado chino, Castellet no duda en enumerar tres ingredientes esenciales: un buen socio local, porque China “es otro mundo”, disponer de un producto atractivo y diferenciado del que tienen allí y sobre todo paciencia: “una cualidad difícil para los empresarios inmediatistas”.

MARINA MAYER