Hacia los productos gráficos inteligentes

31-02-01

Camisetas con sensores que controlan las constantes vitales de los deportistas, envases que se autoiluminan en el lineal, etiquetas inteligentes que avisan de la caducidad de un alimento o pantallas LCD ultradelgadas y flexibles.

Estos productos que hace poco parecían ciencia ficción hoy son las últimas innovaciones de la industria de la impresión. Para fabricarlos se siguen utilizando las técnicas tradicionales de las artes gráficas (serigrafía, offset, flexografía, huecograbado o inkjet) combinadas con tintas conductivas, termocrómicas y funcionales, así como materiales inteligentes. El resultado, productos impresos futuristas que pueden suponer una interesante alternativa de negocio para el sector gráfico tradicional.

31-02-02La industria gráfica vive una auténtica reconversión a velocidad de vértigo, obligada a adaptarse al boom de los medios digitales, los nuevos hábitos de consumo y la dura crisis económica, que ha dejado en el camino al 40% de las empresas de artes gráficas del país. En este contexto, se celebra en marzo Graphispag, salón que aporta nuevas perspectivas al negocio de la impresión, poniendo el foco en la innovación, los servicios y productos gráficos de alto valor añadido, así como en las aplicaciones de impresión para sectores industriales.

La impresión funcional, alternativa de futuro

“Con un cambio de mentalidad, otro modelo de negocio y una red comercial adecuada, el mundo de las artes gráficas puede liderar la nueva industria de la impresión, que aglutinaría tecnologías, tintas, materiales y aplicaciones impresas innovadoras para diversos sectores industriales”, asegura la responsable de impresión avanzada y recubrimientos de Aido, Susana Otero. “Es una alternativa viable técnicamente y con un enorme potencial de crecimiento”, según Otero, quien forma parte de la Plataforma Tecnológica Española de Impresión Avanzada 3Neo que agrupa centros tecnológicos, universidades, asociaciones y empresas que están impulsando estos nuevos productos gráficos.

La impresión 3D, ventajas a explorar

También con aplicaciones en muy diversos sectores industriales, llega la impresión 3D. Una nueva tecnología que posibilita la fabricación bajo demanda, la máxima personalización del producto y el acceso a un mercado global, al tiempo que aligera o elimina procesos intermedios, haciendo llegar el diseño directamente al usuario final en cualquier parte del mundo. Proveedores de tecnología gráfica como Hewlett Packard o Roland DG ya ofrecen impresoras tridimensionales, al tiempo que aparecen nuevos fabricantes de impresoras 3D, cuyo rango de precios va desde los 1.000 euros de las domésticas hasta el millón de euros de las profesionales. De la mano de este sistema, multitud de empresas industriales pueden descubrir nuevos modelos de negocio.

¿Y los productos gráficos tradicionales?

Nadie cuestiona su supervivencia. Libros, revistas, invitaciones, calendarios, folletos, catálogos comerciales, carteles, vallas de publicidad exterior, etiquetas, envases… seguirán siendo objetos de uso cotidianos. Sin embargo, éstos tendrán que aportar mayor impacto y valor al usuario, ya que la competencia con los medios digitales va en aumento.

Los expertos coinciden: la clave estará en los acabados y en la interacción del producto gráfico con el mundo digital, gracias a la inclusión de códigos QR, realidad aumentada, etiquetas inteligentes o sistemas antifalsificación. También crecerá el uso de la impresión digital bajo demanda y la implantación del web-to-print para que las empresas gráficas conecten a través de la red con el usuario final, quien creará, encargará e imprimirá profesionalmente los productos gráficos personalizados que necesite.

La experiencia de imprimirlo todo

31-02-04“El 40% de lo que se imprima en Europa en 2018 no será papel”, afirma el presidente de Graphispag y director general de Agfa Graphics en Iberia e Italia, Ángel Artola. La revolución de los materiales y soportes permitirá el despegue definitivo de aplicaciones gráficas para infinidad de sectores como, por ejemplo, la decoración, el interiorismo, el mobiliario, los electrodomésticos, el textil, la moda, la publicidad, la fotografía o la rotulación, entre otros.

No hay límites para la imaginación. Hoy es posible personalizar prácticamente todo: lavadoras con el skyline de Nueva York; tazas con la foto de los niños; cabezales con la imagen de Marylin; paredes o cortinas con un paisaje otoñal; azulejos o suelos con el mapa del metro de tu ciudad…


MARIA DOLORS HERRANZ