Vestimos a las novias del mundo

MAYO 2011

08-04-01Diez de cada 100 novias que se casan en el mundo eligen un diseño de una empresa española para el gran día. Y de estas, cinco lo hacen con un vestido diseñado por un creador catalán. Novias de los cinco continentes, ya sea en franquicias o a través de tiendas multimarca, compran un vestido hecho en España que, según datos del ICEX, es actualmente el segundo país exportador de vestidos de novia, superado sólo por China.

Crisis en el mercado interno

A pesar de que en España el sector nupcial mueve cada año casi 1.400 millones de euros, da trabajo a cerca de 13.000 personas y que es el país que más dinero destina a vestidos de novia después de Italia, lo cierto es que desde 2008 el cliente español gasta menos en la boda. Las causas las tenemos que buscar en la crisis económica, que ha hecho que el número de bodas disminuya, concretamente en 2009 se registraron cerca de un 10% menos de enlaces que el año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Un sector internacional

Gracias al proceso de internacionalización que las empresas españolas iniciaron hace unos años, hoy en día pueden hacer frente con éxito al retroceso del consumo interno: desde 2007 las exportaciones han aumentado un 8%, logrando el año pasado un volumen de 308,75 millones de euros.

08-04-02Más que una buena almohada, el mercado internacional ha sido la clave de esta industria. “A mí no me está yendo mal”, dice Cristina Pérez, una de las dos hermanas diseñadoras de la marca catalana Yolancris, que atribuye su buen ritmo actual a que han aumentado un 30% la producción que destinan al extranjero para hacer frente a la crisis.
08-04-03Y es que no sólo los monstruos del sector exportan, como Pronovias, con tiendas en 75 países, o Rosa Clará, que acaba de entrar en el mercado norteamericano y tiene China como próximo reto. Las pequeñas y medianas empresas del sector como Yolancris, normalmente de capital familiar, han encontrado en los establecimientos multimarca la salida ideal para internacionalizarse.
08-04-04Otras muchas empresas han seguido los mismos pasos, como el grupo Jordi Dalmau, que actualmente hace llegar sus vestidos en Arabia Saudí, México y Brasil; Raimon Bundó, presente en Estados Unidos, América del Sur y Asia; Novia d’Art, que vende en 35 países o Immaculada García, en tres países más además de España. Y estos son sólo algunos ejemplos.

Esta tendencia internacional se ha reflejado en la Barcelona Bridal Week, celebrada del 10 al 15 de mayo en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona con un 40% de marcas y un 60% de compradores profesionales procedentes del extranjero.

Exclusividad y calidad

“Vestidos hechos a medida: esto los chinos no te lo dan”, dice Cristina de Yolancris, que señala la calidad que distingue la confección española. Lo mismo piensa Jordi Dalmau, que cree que la exclusividad que ofrecen los diseños españoles encaja con los gustos cada vez más selectos de los clientes de todo el mundo: “Al cliente le da igual esperar mientras obtenga un producto único y bueno”. Los países que más vestidos blancos españoles compran, según Pérez, son Brasil, Rusia, los países árabes y de Europa del este desde que han entrado a la Unión Europea.

Catalunya, líder en moda nupcial

08-03-04Además de Pronovias y Rosa Clará, las dos empresas del sector más grandes de España, Cataluña concentra la mitad de las 700 empresas que se dedican en España a la confección de vestidos de novia, fiesta y comunión, por lo cual es también el motor exportador. Jordi Dalmau cree que esto se produce por el carácter experimental y atrevido de los diseños catalanes: “En Cataluña somos antivolantes, propios del sur; aquí hacemos una fusión original de estilos norteños y mediterráneos y que gusta mucho”.

MARINA MAYER