Los efectos de las epidemias ambientales, a debate

OCTUBRE 2011

10-03-01Las olas de calor como la de Europa en 2003, fenómenos naturales como las erupciones de volcanes que trastornan el tráfico aéreo, terremotos y accidentes como el de la planta nuclear de Fukushima o el derrame de crudo en el Golfo de México forman parte de lo que se conoce como “epidemias ambientales”. Se caracterizan por una larga exposición a agentes químicos tóxicos o agentes físicos y que afectan a grandes partes de la población.

Los últimos resultados de las investigaciones sobre el efecto del ambiente en la salud de las personas se han presentado en el 23º Congreso anual de la Sociedad Internacional sobre Epidemiología Ambiental (ISEE por sus siglas en inglés), celebrado en septiembre por primera vez en Fira de Barcelona.

10-03-02Según los profesores Manolis Kogevinas y Mark Nieuwenhuijsen, co-presidentes del comité organizador, el congreso de este año ha reunido a más de 1.000 científicos, “convirtiéndose en el encuentro más importante del mundo en su especialidad”.

La importancia de este evento refleja el peso de la entidad organizadora, la Sociedad Internacional sobre Epidemiología Ambiental: cuenta con miembros de más de 60 países, especialmente de Europa y de América del Norte, “aunque en los últimos años han incrementado los asociados procedentes de China, Corea, Taiwán y Brasil, donde la creciente industrialización ha provocado una contaminación ambiental fuera de control”, explican.

Efectos sobre la salud

Según la Organización Mundial de la Salud la mortalidad ha aumentado debido a la contaminación ambiental. Los científicos han comprobado que la polución, por ejemplo, es uno de los primeros riesgos sobre la salud humana y origen de enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

También se ha analizado la relación entre la existencia de agua contaminada y el cáncer; el efecto de algunos agentes químicos que pueden actuar como hormonas, o las posibles consecuencias de los pesticidas utilizados en la agricultura sobre el neuro-desarrollo infantil.

Para evitar el aumento de los niveles de contaminación y los efectos negativos sobre las personas, los investigadores proponen acciones preventivas para llevarse a cabo en las ciudades como, por ejemplo, hacer una planificación urbana alternativa y promover más los espacios verdes.

10-03-03Los profesores Manolis Kogevinas y Mark Nieuwenhuijsen son co-directores e investigadores seniors respectivamente en el CREAL (Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental). Se trata de un instituto establecido en 2005 como iniciativa del Departamento de Innovación, Universidad y Empresa con la colaboración del IMAS de Barcelona y que centra su investigación, está claro, en la salud ambiental.

Uno de los proyectos que ahora mismo se lleva a cabo en CREAL es el estudio de los efectos adversos que algunos elementos químicos tóxicos presentes en el agua de consumo o de las piscinas pueden tener sobre la salud. “Hemos descubierto que una exposición prolongada al agua de consumo con trihalometano (usado para desinfectar el agua) está asociada con un alto riesgo de desarrollar cáncer de vejiga”, informa Cristina Villanueva, investigadora que trabaja en este proyecto, junto con Kogevinas y Nieuwenhuijsen.

MARINA MAYER