piscina wellness personalizado

Los expertos coinciden: el sector del wellness vive un momento de expansión, gracias indudablemente al hecho de que cada vez la sociedad se preocupa más por su bienestar. En los últimos años, se ha producido una progresiva democratización del concepto spa, que históricamente ha estado asociado a un uso terapéutico, asegura el director de operaciones de Caldea, Josep Maria Pi. «Los primeros años fueron un descubrimiento para mucha gente, que nunca habían tenido una experiencia en un centro termal, y además, la podían realizar en familia», explica.

A finales de los 90 y la primera década del 2000, proliferó la construcción de nuevos centros con esta orientación: algunos balnearios tradicionales abrieron espacios no terapéuticos, se incorporó el concepto de spa urbano y los hoteles empezaron a incluir spas en su oferta. Todo ello contribuyó a «socializar» el concepto de spa de manera que los usos han ido cambiado progresivamente y se ha ampliado el tipo de público, logrando también llegar a al segmento más joven.

Precisamente, las últimas tendencias en diseño, equipamiento, gestión y servicios personalizados para conseguir un centro wellness de éxito se mostrarán en el salón Piscina & Wellness Barcelona, del 15 al 18 de octubre en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona.

Conocer al cliente y servicios a medida

Diego Gronda, fundador y director creativo de Studio Gronda, destaca la importancia de tener claro qué tipo de espacio se está buscando a la hora de diseñar una zona wellness: ¿spa en un hotel?, ¿en un centro de fitness?, ¿en un centro de salud?, ¿es un espacio urbano o un lugar pensado para escapadas de fin de semana? Gronda lo tiene claro: «el objetivo es entender quién es el cliente» porque permitirá a los centros de spa ofrecer un servicio adaptado a sus necesidades y lo más personalizado posible para conseguir que la experiencia sea lo más satisfactoria y especial.

aromaterapia piscina wellnessA su vez, el portavoz de Caldea, Josep Maria Pi, apunta a las nuevas tecnologías como una herramienta básica para conocer mejor al cliente y detectar sus necesidades y gustos personales. «Conocer su estado de ánimo, sus preferencias y gustos en función de su momento vital permitirá desarrollar un modelo de negocio caracterizado por una personalización máxima», concluye Pi.

Ante un cliente que cada vez está más informado y es más exigente, las empresas del sector también tienen que buscar nuevos servicios como actividades de relajación, tratamientos holísticos, consultas y talleres de nutrición, yoga y meditación complementan la oferta de balnearios y spas tradicionales, trasladando el concepto de spa a una nueva dimensión más integral.

Km 0 del wellness

La etiqueta asociada a lo ecológico va a ganar protagonismo, así como los elementos propios de la zona donde está ubicado el centro. Según Pi, «la naturaleza, la cultura y la gastronomía del lugar, entre otros elementos, pueden hacer de cada establecimiento una experiencia única, junto a complementos como incorporar aromaterapia basada en plantas autóctonas, recursos naturales y tradiciones de la zona relacionadas con el bienestar». Pi lo resume como «un Km 0 del wellness» y también destaca la idea de plantear servicios y tratamientos específicos para el público infantil, de manera que se eduque en un estilo de vida saludable a la vez que se garantiza el propio futuro de los establecimientos.

Fitness wellnessFitness y wellness, binomio ganador

En los centros de bienestar crece también la demanda de productos del sector fitness. En este sentido, Piscina & Wellness Barcelona recoge esta tendencia y ha ampliado la zona de exposición, así como las demostraciones.

Para Tomás Junquera, fundador de Thomas Wellness Group, «los centros de fitness han experimentado una transformación: hace 25 años nos encontrábamos con gimnasios de barrio muy especializados en una actividad concreta, como artes marciales, boxeo o culturismo. Hemos pasado a centros muchos más grandes, más inclusivos y con una mayor variedad de actividades para toda la familia».

El sector del fitness es un mercado e industria cada vez más profesionalizado, con instalaciones más competitivas y accesibles en precio. Junquera sitúa en un 11% el porcentaje de españoles que acude al gimnasio, mientras que en otros países, especialmente en el norte de Europa, este porcentaje llega al 20 y 21%. Sin embargo, también puntualiza que el clima en nuestro país favorece la práctica de deporte y actividades al aire libre.

CRISTINA BENAVIDES