Barcelona, centro logístico del sur de Europa

JUNIO 2012

15-03-01Situada al noreste de la península ibérica, Barcelona es la gran capital de la Euroregión Pirineos Mediterráneo, constituida el año 2004 por los gobiernos autonómicos de Cataluña, Islas Baleares, Aragón y los departamentos franceses de Languedoc-Roussillon y Midi-Pyrénées.

El objetivo es crear un polo de desarrollo económico sostenible mediante la coordinación de sus políticas, entre las que destaca la mejora de la accesibilidad de todos sus territorios a través del despliegue de la red de transportes, especialmente, del Corredor Mediterráneo.

La Euroregión reúne a más de 15 millones de habitantes y más de 800.000 empresas, siendo Barcelona y su entorno el verdadero eje central. De hecho, Catalunya acoge más de 3.400 empresas internacionales y recibe el 37% de la inversión extranjera en España. Para hacer funcionar todo este entramado, la logística constituye un sector clave por su doble vertiente: como actividad económica en sí misma y por el apoyo que da al resto de tejido empresarial y productivo.

15-03-02En este sentido, la estratégica localización geográfica, la completa red de infraestructuras (puerto, aeropuerto, feria y parques logísticos) y su tejido empresarial hacen de Barcelona, y por extensión, de toda Cataluña, el gran centro logístico de la Euroregión. De hecho, Cataluña ha sido la punta de lanza del Estado en el desarrollo de la logística como herramienta para el desarrollo económico.

Prueba de ello es la celebración desde hace 12 años del Salón Internacional de la Logística (SIL) que, del 5 al 7 de junio, celebra su decimotercera edición en el recinto de Gran Via y en el que se pone de manifiesto la fortaleza de infraestructuras como el Puerto o el Aeropuerto de Barcelona, elementos clave en el desarrollo del sector en nuestro país.

Puerto líder, ferrocarril necesario

15-03-03Cabe destacar el gran impulso que, en los últimos años, está experimentando el Puerto de Barcelona. Tanto en ingresos (158 millones de euros) como en resultados, el Puerto de Barcelona es líder del Mediterráneo occidental.

Además, está llevando a cabo un programa de modernización de sus instalaciones, como la construcción de un nuevo muelle (el muelle Prat) o la ampliación de otro (el muelle Sur) que permite aumentar el tráfico de mercancías entre el puerto catalán y el resto del mundo.

Es el caso de la firma rusa Lukoil que, con la catalana Meroil, ha inaugurado recientemente una terminal de hidrocarburos de trece tanques con una capacidad de 360.000 metros cúbicos. En verano, además, se inaugurará la nueva terminal de Tercat, participada por la empresa china Hutchinson. Con una inversión de más de 500 millones de euros, esta será la terminal de contenedores semiautomatizada más avanzada del Mediterráneo.

15-03-04El presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra, señala que “solo el 25% del tráfico asiático llega a los puertos del Mediterráneo, mientras que el resto lo hace a puertos del Norte de Europa” y afirma que “esta realidad ha de cambiar”. Para que sea posible, Cambra considera “imprescindible mejorar los accesos ferroviarios” en el Puerto y sacar adelante el Corredor Mediterráneo que “es una herramienta fundamental para equilibrar el comercio de mercancías” entre los puertos del Norte y del Sur de Europa.

A pesar del optimismo que despertó el pasado mes de octubre la decisión de la Comisión Europea de incluir el Corredor Mediterráneo como corredor prioritario de la red básica europea de transportes, que deberá estar en pleno funcionamiento en el año 2030, las dificultades presupuestarias y las indecisiones no dan el empuje necesario a esta infraestructura.

De momento, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado que el Gobierno construirá solo un tercer carril ferroviario para mercancías entre Alicante y la frontera con Francia, cuya inversión está cifrada en unos 1.500 millones de euros. Sin embargo, la construcción de la doble vía de ancho europeo para pasajeros y mercancías, es decir el Corredor Mediterráneo como tal, no tiene todavía fecha concreta. Desgraciadamente.

EDUARDO PÉREZ MOYA

* Foto principal: Puerto de Barcelona – Juanjo Martínez