El barco conectado

12.10.2017

Easyport ofrece información detallada relacionada con puertos, ocio y salud, servicios oficiales, seguridad, meteorología, entre otros

El sector del automóvil está viviendo una revolución tecnológica en los últimos años. Vehículos que aparcan solos, motores eléctricos e híbridos, conducción semiautónoma, rutas recomendadas a través del GPS o sensores para evitar choques, son sólo un pequeño ejemplo de estas innovaciones que hoy en día ya llenan el mercado. Sin embargo, el mundo de la náutica ya hace tiempo que aplica algunos de estos avances tecnológicos. Sin ir más lejos, los barcos hace años que siguen rutas marcadas con la ayuda del GPS, geolocalizados sobre una cartografía digital mucho antes que Google Maps apareciera en nuestras vidas.

El barco conectado coge velocidad de crucero y el control remoto de las embarcaciones ya se ha popularizado en buena parte de la oferta náutica actual. Mediante una tableta o el mismo smartphone, ya son múltiples las acciones que se pueden controlar sin necesidad de estar a bordo. En la 56ª edición del Salón Náutico Internacional de Barcelona se podrán conocer algunas de las aplicaciones disponibles, tanto para IOS como para Android, que hay actualmente en el mercado y que convierten los dispositivos móviles en auténticas pantallas de navegación. Entre ellas, Easyport, una aplicación móvil que integra una completa guía de servicios para los navegantes;  o también SmartBoat, otra app que controla los parámetros claves de la embarcación y avisa al propietario de cualquiern contingencia sin necesidad de estar a bordo; así como Quatix 5 el smartwatch de la marca Garmin para amantes de la navegación que, entre otras funcionalidades, ofrece la posibilidad de controlar el piloto automático de la embarcación.

El smartwatch de Garmin aporta una completa conectividad con los sistemas de navegación del barco

Los clásicos sonares que cartografían el fondo marino tampoco se están quedando al margen de los nuevos tiempos y hoy en una embarcación deportiva ya se puede ver el fondo de manera más detallada que en el mejor pesquero profesional de hace tan sólo cinco años. Los dispositivos también permiten registrar todo a tiempo real, subir la información en la nube y compartirla con miles de navegantes de todo el mundo.

El futuro también pasa por el barco integral, dotado de una interfaz capaz de visualizar todas las funcionalidades del barco. Un sistema inspirado en el ordenador a bordo de los coches y que facilita la navegación de recreo al centralizar en un solo punto elementos como la iluminación de la
embarcación, la carga de las baterías, y los fluidos (agua y combustible ),
entre otros. Destaca por encima de todos la herramienta creada por Bénéteau, el mayor constructor europeo de barcos. SeaYo es capaz de supervisar automáticamente aspectos de la seguridad del buque como

Imagen de la interífice de la pantalla que ofrece SeaYo

la ubicación GPS, la sentina, los golpes en el casco o incluso la batería y los parámetros de navegación. Y todo mediante un simple toque de pantalla táctil.

En definitiva, un gran número de nuevas aplicaciones tecnológicas que llegan con fuerza al mercado  buscando simplificar la náutica con el objetivo acercarla cada vez más a la ciudadanía.

ALBERT SAS