Capital de los cruceros mediterráneos

28-02-01
Organizar un evento internacional de cruceros en Barcelona tiene mucho sentido. No en vano la capital catalana se ha posicionado como una de las grandes potencias mundiales en esta clase de turismo, superada solo por Miami, Port Everglades y Port Cañaveral, todos ellos en el Caribe.

Seatrade Med es el mayor evento especializado en el segundo gran destino mundial de los cruceristas: el Mediterráneo. Entre el 16 y el 18 de septiembre en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona su cita bienal espera más de 4.000 profesionales y 200 empresas expositoras proveedoras de servicios para el mercado mediterráneo de cruceros.

28-02-02Se trata de un amplio abanico que incluye desde astilleros o empresas especializadas en sistemas de navegación hasta decoración de interiores, equipamiento hotelero, opciones de tiempo libre, restauración, tecnología de las comunicaciones, aseguradoras u otras, sin olvidar que el crucero forma parte de un sistema más amplio de turismo y comunicaciones. Por eso en las actividades de Seatrade Med, además de grandes navieras y operadores, participan también responsables turísticos, representantes de hoteles, líneas aéreas, puertos y aeropuertos.

Planificar el futuro

El futuro del mercado de cruceros en el mediterráneo es uno de los ejes centrales de la nueva edición de Seatrade Med. La creciente popularidad en todo el mundo –el mercado americano, pero también el ruso, el chino…- de las rutas por el mediterráneo, matizada por la débil situación económica en los mercados de origen del sur de Europa, plantean retos a los puertos de la zona que deben combinar opciones estratégicas y desarrollo sin perder el encanto del viejo Mare Nostrum.

28-02-03Hasta el inicio de la crisis económica, el crucerismo en España como opción de vacaciones había crecido a un ritmo superior al 20% anual. Mientras que en el año 2000 solo 90.000 españoles optaban por los cruceros, en el 2010 eran ya cerca de 700.000. En todo el mundo, el crecimiento parece imparable.

300 millones

Barcelona arrebató hace tiempo el liderazgo europeo a Génova y recibió 3,6 millones de viajeros en 2013. Muchas de las rutas que pasaron por la ciudad (concretamente, el 58%) son barcos que iniciaban o finalizaban su recorrido en la capital catalana con el empuje añadido que ello supone para el aeropuerto de El Prat. Según Turisme de Barcelona, el impacto económico de los cruceristas en el municipio alcanza los 300 millones de euros anuales.

Razones para embarcarse en un crucero

  • Todo incluido. Inclusión en el precio de todos los gastos de comida y alojamiento, así como actividades y algunas excursiones (piscinas, espectáculos, spa, casino, discoteca, actividades infantiles, deportivas…).
  • Comodidad. Muchas personas describen los cruceros como un viaje ideal, cómodo y a la vez económico en relación a todo lo que ofrece. Citan muy a menudo la ventaja de deshacer y rehacer maletas una sola vez en todo el viaje. Adecuado para familias con pequeños por las actividades y entretenimiento a bordo.
  • Mucho en pocos días. Aunque sea superficialmente un crucero permite conocer diversas ciudades y paisajes en poco tiempo (una semana, 10 o 12 días) bien se trate del Mediterráneo, caribe o por el norte de Europa. Además de las excursiones en tierra, la vista desde el mar constituye un aliciente añadido.
  • Conocer gente. El mundo de un crucero es óptimo para entrar en relación con otras personas, normalmente de inquietudes parecidas: personas a las que le gusta viajar, lo hacen en familia o, incluso, que buscan pareja…
  • Hacer lo que uno quiera. Un crucero ofrece la oportunidad de hacer lo que uno quiera. Descansar, hacer excursiones en tierra o apuntarse a actividades y eventos. Desde clases de baile, fitness o yoga a cursos de cocina y catas de vinos, shows y espectáculos…

R.P.
*Fotos cedidas por el Puerto de Barcelona / Jordi Domingo