Jugar para crecer

16.11.2016

Jugar para crecer

principalDiccionario de la Real Academia Española de la Lengua: Jugar. Del latín, iocari. Hacer algo con alegría con el fin de entretenerse, divertirse o desarrollar determinadas capacidades.

La historia de los juegos y de los juguetes está ligada a la propia historia de la humanidad. De hecho, sabemos que hace 5.000 años los niños babilonios, que habitaban Mesopotamia (el actual Irak), ya jugaban con huesos de corderos o de animales rumiantes a las tabas, juego de azar en el que se utilizan los huesos como dados. Los niños romanos eran también asiduos jugadores de tabas mientras que en el Antiguo Egipto se jugaban a casitas, armas y muñecas… El juego, y los juguetes, son un fiel reflejo de la realidad de cada época y de cada civilización.

En este sentido, las muñecas han sido uno de los juguetes capaces de sobrevivir y adaptarse al paso del tiempo y de las modas. Fueron el regalo perfecto de reyes en el Renacimiento y juguete preferido de las clases menos pudientes. Y con la aplicación del plástico en pleno siglo XX, llegaron a casi todas las casas… Desde la estilizada muñeca Barbie de Mattel, creada en 1959 en los Estados Unidos hasta la entrañable Nancy de Famosa… made in Spain en 1968 y que millones de madres captura-de-pantalla-2016-11-17-a-les-11-55-12e hijas han disfrutado (ver anuncio de 1992). Y sin olvidar otros juguetes míticos como los trenes eléctricos o los coches de metal a escala (scalex) que, con luces y motor eléctrico, dan lugar a la creación del Scalextric, nacido en los años 50 del siglo pasado en Inglaterra.

Crecimiento infantil

A lo largo de los años, todo tipo de expertos han destacado la importancia que tienen el juego y los juguetes para el desarrollo de los niños. Ya, en el siglo XIX, el pedagogo alemán Friedrich Fröbel, considerado el creador de la educación preescolar, del concepto de jardín de infancia y conocido como el pedagogo del Romanticismo, fue el primer educador en hacer hincapié en el juguete y la actividad lúdica como elementos fundamentales en el crecimiento infantil.

En 1980, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) publicó un estudio titulado ‘El niño y el juego’ en el que se dice que “el juego es vital; condiciona un desarrollo armonioso del cuerpo, de la inteligencia y de la afectividad. El niño que no juega es un niño enfermo, de cuerpo y de espíritu”.

El juego como experienciainfancia-2
Más recientemente, el psicopedagogo italiano Francesco Tonucci, referente mundial de la renovación pedagógica, considera que “el juego es la experiencia más importante, no ya de la infancia, si no de la vida, ya que jugando es donde se ponen los cimientos sobre los que se construye la vida”. Tonucci, conocido como Frato, es el responsable del proyecto ‘La ciudad de los niños y niñas’ que puso en marcha en 1981 en su ciudad natal de Fano para que “los niños vuelvan a jugar en las calles” y al que 25 años después se han unido más de 200 municipios de todo el mundo, entre ellos Valencia.

ValoresJamil Ajram es un reputado pediatra sirio de 65 años, que ejerce en Barcelona desde hace más de 30 años, en los que ha sido jefe de Pediatría y de Neonatología del Hospital Universitario del Sagrado Corazón. “Los beneficios del juego para la motricidad y el desarrollo del niño son muchos, especialmente, los relacionados con los procesos de aprendizaje, sociabilización y capacidades personales”, afirma. El doctor Ajram destaca que “si se realiza en grupo, el juego se convierte en momentos de sociabilización donde los niños aprenden a crear relaciones entre ellos y es una herramienta que les permite aprender valores de respeto y colaboración”.

Desde siempre, el Festival de la Infancia

infancia-despieceEn definitiva, estos son los mismos valores que defiende el Festival de la Infancia de Fira de Barcelona desde su primera edición de 1963. A lo largo de estos 53 años de existencia, el Festival de la Infancia ha sido el lugar en el que millones de niños han disfrutado de las vacaciones de Navidad en un entorno ideal para conocer valores como el civismo, el respeto al medio ambiente, la práctica del deporte o las actividades creativas.

En la edición de este año, el certamen, un verdadero clásico de la Navidad barcelonesa, contará con más de un centenar de actividades lúdicas y educativas entre las que destacan las ofrecidas por instituciones como la Generalitat de Cataluña o la Diputación de Barcelona y entidades como el Fútbol Club Barcelona, entre otros. Bajo el lema de ‘Hagamos volar la diversión’, los palacios 1 y 2 y la plaza del Univers del recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona volverán a llenarse de las risas de miles de niños.


Eduard Pérez Moya