Aprender a navegar a toda vela

SEPTIEMBRE 2012

17-02-01Hace miles de años el hombre empezó a navegar con un simple tronco flotando en el río, siguió con la piragua, el remo, el timón, la vela y luego los grandes barcos cargados de remeros… Lo que entonces sirvió para explorar nuevos horizontes, ahora se ha convertido también en una actividad deportiva y de ocio que cada año gana más adeptos, especialmente entre los más jóvenes.

Por ejemplo, en Cataluña —la región del mundo con más campeones de vela en categorías juveniles— cerca de 100.000 niños y niñas se incorporan cada año a cursos de vela escolar. En los últimos años, la práctica de deportes náuticos, como el windsurf o el kitesurf, también ha crecido hasta un 30%. Un auge de nuevos productos para disfrutar de la náutica que precisamente se pueden ver en el Salón Náutico de Barcelona, que se celebra del 26 al 30 de septiembre en el Port Vell.

17-02-02“Es una muestra de que se han superado los tabús y se ha roto con la imagen elitista que durante muchos años ha acompañado al mundo de la náutica… y ha sido posible gracias al cambio de actitud de la sociedad y al esfuerzo de los clubs náuticos por popularizar esta práctica”, explica Gerard Esteve, presidente de la Federación Catalana de Vela. Actualmente, en Cataluña, hay un centro de vela o club náutico cada 3 kilómetros de costa.

Pequeños grumetes

Se hacen marineros casi desde la cuna. “Es muy importante fomentar la náutica desde pequeños para poder cultivar esta pasión por el mar y, además, inculcarles valores tan positivos como la superación, el trabajo en equipo, el respeto por la naturaleza, la toma de decisiones, el esfuerzo, la ilusión…”, añade Esteve.

17-02-03Para Júlia Ndocky, responsable de Marketing del Centro Municipal de Vela de Barcelona —uno de los más grandes de Europa con 15.000 usuarios al año—, “la promoción de la náutica en la infancia, como en cualquier otro deporte, tiene un alto componente emocional, ya que se establecen vínculos que influyen en el desarrollo, no solo motriz, sino también social del practicante. Es, además, una buena forma para promover las actividades en familia”.

Algunos principiantes empiezan con salidas en grupo, otros prefieren embarcarse ellos solos en una Optimist —pequeña embarcación de vela diseñada para niños de entre seis y catorce años—. Es aquí donde aprenden a superar las dificultades y a usar el instinto para gobernar el barco. Primeros pasos de los que serán los navegantes del futuro… y también futuros clientes de una industria náutica que en España tiene un volumen de negocio de 5.600 millones de euros.

Tecnología en el mar

17-02-04

Las nuevas generaciones empujan al sector de la náutica de recreo a seguir innovando. La tecnología es uno de los campos donde más se ha avanzado. Una de las últimas novedades, que se presenta en el Salón Náutico de Barcelona, es SmartPort, una plataforma de gestión de puertos y una red social para armadores y cruceristas que funciona a través del móvil o una tableta.

Aplicaciones del SmartPort

  • Reserva de amarres. Se puede reservar y pagar online.
  • Geolocalización. Permite conocer dónde están los barcos miembros de la red social y chatear sobre el tiempo, el estado de las playas…
  • Situación del puerto. Información sobre los puertos, su ubicación, accesos, servicios, puntos de interés turístico, etc.
  • Cartas náuticas. Posibilidad de consultarlas a través de la tableta.
  • Meteorología. Previsiones del tiempo profesionales con datos sobre el estado de la mar, avisos de temporales…
  • Alarmas. El usuario puede incluir en su perfil las alarmas para renovación de documentos, revisiones técnicas, etc.
  • Histórico de viajes: permite guardar las rutas de los barcos y compartirlas en la red social.

M. G. D.