Aplicaciones que minimizan el impacto del jet lag o que ayudan a reclamar la pérdida de una maleta; agencias que solo operan en Internet o portales que ofrecen todo un paquete completo a través de la red… Las nuevas tecnologías han venido a revolucionar el sector turístico. Parecen quedar lejos los años 60 del siglo pasado cuando nació el turismo de masas. Ese turismo se ha convertido hoy en una industria que mueve a más de 1.300 millones de personas en todo el mundo cada año y supone el 10% del PIB mundial.

El turista de entonces se ha convertido en el viajero de hoy. Un viajero que busca vivir mejores experiencias y que, además, es más exigente. La suma de estos dos factores ha propiciado que, gracias a las nuevas tecnologías, hayan visto la luz numerosas iniciativas emprendedoras.

Algunas de ellas son protagonistas de B-Travel Pro, el nuevo espacio B2B creado con la colaboración de Mobile World Capital Barcelona y de B-Travel, el salón de Fira de Barcelona que se ha consolidado como gran referente en turismo de experiencias.

Mejorar la experiencia viajera

Un total de 15 startups procedentes de países como Bulgaria, España, Polonia o Rusia, entre otros, mostrarán en B-Travel Pro sus soluciones más disruptivas que tiene como principal objetivo mejorar la experiencia del viajero. Es el caso de AYO, una joven empresa búlgara que ha desarrollado un wearable y una app que reduce el cansancio y ayuda a regular el desajuste causado por el jet lag o el de la startup catalana Airning, que ha diseñado una aplicación para poder reclamar la pérdida del equipaje o para gestionar cualquier tipo de incidencias aéreas.

Además de mejorar la experiencia del viajero, la implementación de las nuevas tecnologías ha tenido un gran impacto en el ámbito empresarial, especialmente en el sector del transporte aéreo como han puesto de manifiesto las New Distribution Capabilities (NDC) de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), un programa estándar que mejora la capacidad de las comunicaciones entre aerolíneas como Vueling y agencias de viajes como American Express Travel, Carlson Wagonlit Travel.

De esta manera, B-Travel apuesta por un posicionamiento B2B muy diferencial. El presidente del salón, Jordi Clos, afirma que “con B-Travel Pro, damos respuesta a una petición del sector que reclamaba un espacio para profesionales dentro del certamen”.

B-Travel: una gran central de viajes

El salón de Fira de Barcelona se consolida como la feria de referencia en turismo de experiencias reuniendo las propuestas viajeras de todas las comunidades autónomas de España y de más de 40 destinos internacionales, entre los que destacan Japón, Estados Unidos, Irlanda, Escocia, entre otros. Además, B-Travel ofrece un centenar de ofertas especiales y premios por valor de 20.000 euros.

EDUARD PÉREZ MOYA