Barcelona innovacionSmart City Expo World Congress (SCEWC) se ha posicionado como el evento más importante del mundo dedicado a las ciudades inteligentes, la aplicación de los recursos de la tecnología para conseguir unas ciudades más sostenibles y eficientes. Desde 2011, SCEWC se ha «exportado» a varias grandes capitales de características económicas, sociales y culturales muy diferentes (Kioto, Curitiba, Puebla, Casablanca, Estambul, Atlanta, Jaipur…), unidas, sin embargo, por la exigencia de encontrar nuevas soluciones en conectividad, planificación y aprovechamiento racional de los recursos.

La Semana de la Industria de Fira de Barcelona, con IoT Solutions World Congress e Industry como ejes centrales, ofrece respuestas a las nuevas necesidades de las empresas (y la sociedad) en su imparable proceso de digitalización y de adaptación a la realidad de la nueva revolución 4.0 y de la fabricación aditiva.

Estas dos grandes convocatorias, que coinciden prácticamente en el tiempo, nos remiten al acierto de Fira de Barcelona por haber apostado por organizar eventos que conectan con las necesidades reales empresariales y sociales y a la propia potencia de Barcelona como ámbito destacado en modernidad y progreso.

En el ranking de las ciudades preparadas para los retos de futuro de las nuevas tecnologías, Barcelona se sitúa en la cuarta posición mundial por detrás de Singapur, Londres y Shanghái pero por delante de Nueva York, Toronto o Tokio. Destaca como la primera en viviendas inteligentes, en digitalización de la cultura y el turismo y en asistencia sanitaria inteligente. Los datos provienen de un estudio de PwC recogido en el informe del Observatorio Barcelona 2018 realizado por el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio de Barcelona.

barcelona innovacion mobileSin duda, la celebración en la ciudad del Mobile World Congress, referente mundial para las comunicaciones móviles, desde el año 2006, así como de 4YFN, dedicado al emprendimiento tecnológico, ha tenido un impacto positivo en el tejido empresarial de una ciudad que se ha distinguido tradicionalmente por su inquietud innovadora: ahora la capital catalana es la tercera ciudad preferida en Europa para instalar una start-up. Igualmente destaca como ámbito de producción científica: es la quinta ciudad europea y 18ª del mundo en este ámbito. En Cataluña más de 800.000 personas trabajan en sectores directamente relacionados con la ciencia y la tecnología. Son datos recogidos en el informe Decoding Global Talent 2018 de The Boston Consulting Group. Barcelona y su área de influencia cuentan con más de un centenar de centros de investigación.

Todo ayuda, indudablemente. La estrategia de Fira de Barcelona de atraer a sus recintos importantes reuniones corporativas de empresas líderes del sector tecnológico (VMware, Cisco, Atlassian, SAP…) y grandes congresos internacionales, especialmente europeos, del campo de la salud, refuerza el carácter de la ciudad no sólo como líder internacional de reuniones profesionales sino también por su especificidad innovadora.

R.P.