Días para hablar de paz

principal còpiaMillones de personas deben recomenzar sus vidas en otros países o acogidos en campamentos dentro de sus territorios, ya sea por la guerra o por catástrofes… Hoy en día hay 60 millones de refugiados y desplazados en el mundo, un drama nunca visto desde la II Guerra Mundial, según ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados). Durante 2014, una media diaria de más de 42.000 personas tuvieron que abandonar sus casas, debido principalmente del endurecimiento de los conflictos en Siria, Afganistán y Somalia.

La crisis de los refugiados ha centrado la 15ª Cumbre Mundial de Laureados con el Premio Nobel de la Paz celebrada en Fira. Pero mientras en Barcelona se hablaba de paz, París sufría uno de sus peores atentados terroristas. Contradicciones de la vida.

¿Sabías qué…?
– Se han otorgado 96 premios Nobel de la Paz entre 1901-2015
– 16 mujeres han recibido este galardón
– La media de edad del premiado con esta distinción es de 62 años
– Una única persona ha declinado el premio: Le Duc Tho
– Tres personas recibieron el premio cuando estaban arrestados: Carl von Ossietzky, Aung San Suu Kyi y Liu Xiaob
– 26 organizaciones han recibido el Premio Nobel. El Comité Internacional de la Cruz Roja, en tres ocasiones, y ACNUR, dos veces
– Como las otras categorías del premio, fue creado a partir del testamento del inventor e industrial sueco Alfred Nobel

Barcelona, ciudad amiga de los Nobel

Desde hace muchos años Barcelona es ciudad amiga de los premios Nobel en diferentes disciplinas. En el campo de la literatura, la paz y las ciencias la relación ha sido, y es, muy estrecha.

garcía márquezCabe destacar la vinculación con la ciudad de Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, exponentes del boom de la novela latinoamericana, premios Nobel ambos, que vivieron en el barrio barcelonés de Sarrià los años sesenta. García Márquez estuvo en ella entre 1968 y 1975 donde escribió “El otoño del patriarca” y Vargas Llosa, residente entre 1970 y 1974, produjo, entre otros textos, “Pantaleón y las visitadoras”.

Otro gran escritor, José Saramago, galardonado con el premio en 1998, tuvo también mucha relación con la ciudad. Desde 2007 existe en la Universitat Autònoma (UAB) la Cátedra Saramago creada por el Instituto Camoes para fomentar las relaciones históricas y culturales de Portugal con los territorios de habla catalana.

En el campo de los premios Nobel de la paz, debemos destacar, sobre todo, el estrecho vínculo con la ciudad de Adolfo Pérez Esquivel (1980) y Rigoberta Menchú (1992). Ambos han participado en numerosas actividades relacionadas con la defensa de los Derechos Humanos. Además, Pérez Esquivel, escultor de profesión, es autor de un monumento en homenaje a Gandhi que se encuentra, desde 2000, en el barrio del Poblenou.

Ramón y Cajal, Einstein y Fleming

1casAl hablar de ciencias, debemos recordar que Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, fue catedrático de Histología en la Universitat de Barcelona (UB) entre 1887 y 1892. Hizo descubrimientos importantes sobre el funcionamiento de las células nerviosas.

La visita de dos galardonados revolucionó el mundo científico catalán y barcelonés. Albert Einstein, Premio Nobel de Física, estuvo en Barcelona entre el 22 y el 28 de febrero de 1923 para impartir cursos de alto nivel organizados por la Mancomunidad de Cataluña.

25 años más tarde, el protagonismo fue para el padre de la penicilina. Alexander Fleming impartió conferencias en el Hospital de Infecciosos y la Real Academia de Medicina y tuvo encuentros con el mundo científico entre el 26 de mayo y el 7 de junio de 1948.

Las tres universidades de Barcelona han invitado regularmente a premios Nobel para participar en sus actividades como conferenciantes destacados. En 2004 se celebró en la Universitat Politècnica de Catalunya un primer encuentro de premios Nobel para debatir sobre los desafíos morales e intelectuales del siglo XXI, el compromiso de la educación con las necesidades de la humanidad y la construcción de la paz y de la igualdad. El segundo encuentro, celebrado unos años más tarde sirvió para reflexionar sobre si la universidad debe ser un servicio público o una mercancía.

Los premios Nobel también están presentes en Fira de Barcelona. Así, la inauguración del salón Expoquimia de 2008 fue a cargo del premio de Física Kurt Wüthrich, galardonado seis años antes.

M.G. / R.P.