Constantí Serrallonga, director general de Fira de Barcelona

El director general de Fira de Barcelona, ​​Constantí Serrallonga, comenta la actividad de la institución a lo largo del primer semestre de 2019 cuando se han celebrado ya una buena parte de salones y congresos tanto en los recintos de Gran Via y Montjuïc como en diversas ciudades de otros países donde la institución ferial barcelonesa coorganiza eventos.

– ¿Cómo se pueden valorar estos primeros seis meses de 2019 desde el punto de vista de la actividad, del negocio ferial?
Creo que la valoración es necesariamente muy positiva. Se han celebrado eventos de gran relevancia, de un gran impacto sobre nuestro tejido industrial y sobre el conjunto de la economía del país. Y a la vez se han puesto en marcha salones e iniciativas que responden a nuevas necesidades y demandas

– Supongo que está pensando en el nuevo Retail & Brand Experience World Congress…
En efecto, creo que constituye una aportación de Fira a las nuevas realidades comerciales y es lógico que se produzca en Barcelona, ​​que ha sido siempre una ciudad de grandes iniciativas comerciales, una ciudad de tiendas que tienen en cuenta la relación con el cliente. Ahora el panorama cambia con la irrupción de las nuevas tecnologías y se da un nuevo paso para ver cómo se articula la excelencia del trato personal con la respuesta a las exigencias tecnológicas y al papel de las marcas. Estamos satisfechos de la primera convocatoria que abre un interesante camino de futuro.

Grandes eventos, más espacio

automobile en Fira de Barcelona– Estos meses que comentamos han estado marcados también por la celebración del salón Automobile Barcelona y otros grandes eventos…
Automobile Barcelona se ha enfocado este año en una doble línea: por un lado la celebración de un hito tan significativo como fue su centenario y por la otra haciendo aún más hincapié en el coche conectado, inteligente y sostenible. Fue una interesante síntesis entre el pasado y un futuro que ya es presente. Como siempre, ha sido un éxito, porque en Barcelona hay una larga tradición de vínculo con el sector del automóvil: es un elemento emocional, pero también tiene mucha relevancia por el peso de la industria de la automoción en el tejido productivo de Barcelona y el área metropolitana.

– También se han celebrado el Mobile World Congress o la ITMA que parecen poner a prueba la capacidad de los recintos y entroncan con la apuesta de Fira por aumentar su espacio expositivo…
Fira de Barcelona ha hecho una propuesta estratégica para ampliar y renovar sus recintos. Hay que crecer para ser más competitivos, para dar respuesta a las necesidades de los clientes y para continuar generando nuevas oportunidades para Barcelona y el conjunto del territorio. Esta es una apuesta apoyada por las instituciones que forman el consorcio Fira, es decir, Ayuntamiento de Barcelona, ​​Generalitat de Cataluña y Cambra de Comerç de Barcelona y que tiene también el apoyo de todas las demás instituciones que se integran igualmente en Fira 2000, empresa encargada de la construcción y financiación del recinto de Gran Via: Ayuntamiento de l’Hospitalet de Llobregat, Diputación de Barcelona y Área Metropolitana de Barcelona. Dicho esto, quiero subrayar el éxito organizativo y la importancia que tienen la celebración de dos grandes eventos como han sido Mobile World Congress, referente mundial para el ecosistema de las comunicaciones móviles, e ITMA, la gran feria de maquinaria textil.

recinto de Gran Via de Fira de Barcelona

Imagen virtual de la futura ampliación del recinto de Gran Via

– ¿Cómo se traducirá esta decisión estratégica de aumentar la superficie?
El recinto de Gran Via tiene, en efecto, un alto nivel de ocupación y para continuar siendo referentes a nivel internacional está previsto ampliar su capacidad mediante la construcción de un nuevo edificio en una parcela situada junto a las actuales instalaciones feriales que permitirá aumentar la superficie expositiva en 60.000 m2 hasta alcanzarlos 300.000 m2 brutos expositivos. Se potenciará así su posicionamiento como uno de los recintos más importantes del mundo por espacio además de destacar por su funcionalidad, calidad, innovación y sostenibilidad. Está previsto que esta ampliación finalice en 2023 de modo que podamos afrontar nuevos retos, nuevos crecimientos y nuevas oportunidades.

– Además se plantea la remodelación de Montjuïc…
En el caso de Montjuïc, el denominado proyecto «Univers Montjuïc» se encuentra en fase de estudio y contempla la remodelación del espacio actual para adecuarlo a las exigencias feriales propias del siglo XXI con unas instalaciones funcionales, flexibles y sostenibles para usos feriales, culturales y ciudadanos. Se trabaja con la perspectiva del 2029, cuando se cumplirá el centenario de la Exposición Internacional de 1929.

Digitales y globales

– ¿Hoy todos los salones se orientan a la digitalización, la industria 4.0?
Los sectores y las empresas saben que la transformación digital y tecnológica es una evidencia y que hay que adaptarse. También a las nuevas exigencias de sostenibilidad. Fira tiene salones que conjugan muy bien el presente y el futuro de nuestro sistema industrial y productivo y reflejan que es posible que los sectores considerados tradicionales continúen avanzando. Ese semestre pasado hemos celebrado eventos como Construmat o Graphispag, especializados en el sector de la construcción y la industria gráfica, respectivamente, salones de largo recorrido en Fira que se transforman de acuerdo con las propias exigencias del sector y de la realidad social y económica…

– Hasta fin de año hay previstos todo tipo de salones y eventos…
En efecto, celebraremos ferias y congresos como IoT Solutions World Congress, Smart City Expo World Congress, que están siendo referentes internacionales en el campo de la tecnología, la digitalización, las ciudades inteligentes … Pero no podemos olvidar otras manifestaciones de gran peso como Industry, Salón Náutico, Caravaning y Barcelona Piscina & Wellness o propuestas muy diferentes como el Fòrum Gastronòmic. Fira de Barcelona es reflejo de la realidad diversa de la sociedad, las empresas, la iniciativa emprendedora, la ciudad…

– Hoy Barcelona se mueve en un entorno de gran protagonismo de las ciudades pero también de mucha competencia…
Barcelona es una ciudad global que debe dar respuestas globales, actuar desde el consenso y las posiciones ampliamente compartidas por las instituciones y la sociedad. Desde el punto de vista ferial, creo que la celebración de los grandes eventos industriales y tecnológicos, las grandes reuniones corporativas médicas y tecnológicas son una aportación muy importante al tejido productivo, a la creación de valor social y público, a la dimensión innovadora de la ciudad y a su proyección. Barcelona ocupa una posición relevante en muchos sectores (pienso en cuestiones tan diversas como la emprendimiento tecnológico, las ciencias de la salud, la alimentación, la supercomputación, la moda o la industria editorial) a los que Fira apoya, contribuyendo así a generar nuevas oportunidades.

R.P.