recinto gran via fira de barcelona

Fira de Barcelona continúa colaborando con las instituciones para ayudar a paliar los efectos de la grave crisis creada por la pandemia del Covid-19. A la cesión del palacio 7 del recinto de Montjuïc para acoger personas vulnerables, se añade el montaje de una instalación sanitaria en el de Gran Via.

La institución ferial coopera con el Departament de Salut de la Generalitat en el montaje de un hospital temporal, denominado Fira Salut, en el recinto de Gran Vía que se prevé entre en funcionamiento inicialmente con 300 camas aunque podrá llegar a las 2.000 plazas.

Este hospital temporal, que ocupará varios pabellones del recinto, está destinado a pacientes con coronavirus que tengan síntomas leves o moderados para descongestionar el sistema de salud. Está previsto que trabajen hasta 600 especialistas del ámbito hospitalario y de la atención primaria.

Compromiso con territorio y personas

El director general de Fira de Barcelona, ​​Constantí Serrallonga, ha manifestado al respecto que «ante la grave crisis sanitaria asumimos más que nunca nuestro compromiso con el territorio y las personas, por eso ponemos nuestras instalaciones y conocimientos a disposición de instituciones y del conjunto de la sociedad con el objetivo de ayudar en todo lo que sea necesario para paliar esta pandemia«.

Asimismo ha expresado «su agradecimiento a las personas de Fira y proveedores que están haciendo posible esta rápida respuesta ante la situación de emergencia» y ha puesto en valor «la responsabilidad social y solidaridad» de la institución.

Centro para personas vulnerables

El hospital temporal Fira Salut se suma a otras acciones en las que también participa Fira de Barcelona, ​​como la cesión del palacio 7 (Victoria Eugenia) del recinto de Montjuïc, que se ha habilitado como centro de acogida para personas en situación vulnerable, con 225 plazas ampliable hasta el millar y que ha abierto el miércoles día 25 de marzo.

El espacio habilitado, de 6.000 m2 de superficie, se ha montado gracias a la cooperación del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Cruz Roja, la Unidad Militar de Emergencias conjuntamente con el Ejército de Tierra, Bombers de Barcelona, ​​Guàrdia Urbana de Barcelona y Fira de Barcelona. Cumple con todos los protocolos diseñados por las autoridades sanitarias y garantiza todos los servicios de alimentación, seguridad e higiene. Además, Fira de Barcelona y Endesa han llegado a un acuerdo para que la compañía eléctrica suministre gratuitamente toda la energía necesaria (iluminación y climatización) para garantizar al máximo el bienestar de los usuarios de este espacio.

Por otro lado Fira colabora con la donación de dos toneladas de alimentos a comedores sociales que ha distribuido la ONG Nutrición Sin Fronteras; y la elaboración de 24.000 menús en la cocina central del recinto de Gran Vía destinados a hospitales y residencias de la tercera edad.

R.P.