El “tesoro” de Fira

31-03-01

Entre estanterías, archivadores, carpetas… y más carpetas se esconden auténticas joyas documentales de la tradición ferial europea. El guardián de este tesoro histórico y cultural es el Archivo General de Fira de Barcelona (AGFB). Se trata de uno de los centros de documentación más importantes de Europa en esta temática.

Los 350.000 documentos que se guardan en el AGFB son una completa crónica de las grandes exposiciones de 1888 y 1929, del inicio de las ferias de muestras de 1920 y de la actividad de Fira, desde su constitución hasta nuestros días. Algunos datos de interés: cuenta con 1.452 revistas y 4.718 libros catalogados en su biblioteca, dispone de un fondo de más 35.000 fotografías, 1.889 carteles y 3.208 registros audiovisuales y tiene más 9.000 archivos que almacenan material desde 1888. Casi nada.

Pequeños grandes inventos

Estos documentos dan fe de la actividad ferial en Barcelona durante más de 100 años, también de costumbres y estilos de vida y, como no, de algunos de los inventos que han marcado la historia moderna. ¿Sabías que en la Exposición Internacional del 1929 se presentaron los primeros receptores de radio? También las pastillas concentradas de caldo Maggi, después llegaron el Cacaoloat (1933), las conservas La piara (1951), la Coca-cola (1955) y su “chispa de la vida”, los famosos Donuts (1956), el café soluble Nestlé (1959) o los ultracongelados (1973).

Algunos de estos productos forman parte de nuestra vida cotidiana, también otros aparatos, ahora imprescindibles y que entonces se vieron en primicia, como el querido televisor (1936), la incansable olla a presión (1957), la sufrida la lavadora (1958), el popular secador de pelo de mano (1959) o el moderno microondas (1980).

31-03-04Más allá del ámbito estrictamente doméstico, en las ferias barcelonesas se exhibieron otros importantes inventos como el primer ordenador de IBM (1946), telares con lanzadera (1944), una máquina de rayos X (1949), una incubadora para bebés (1959), un radioteléfono portátil (1960), placas solares (1977) y los primeros coches: es el caso, por ejemplo, del SEAT 1400 (1953) y el 600 (1957), o del primer volante de Citroën con cambio de marchas (1960) o los primeros autos descapotables.

Cien años de ferias dan para mucho… y para muchas curiosidades: en Fira de Barcelona se hizo la primera demostración televisiva (1948), se presentó el supermercado tal y como lo conocemos ahora (1958) y la nieve artificial (1963)… se vio el primer desfile de biquinis (1968) e incluso hizo su aparición estelar en España, a través de una proyección de cine con sonido, el mismísimo Mickey Mouse, el ratón más famoso del mundo (1934).

Son innovaciones de ayer que revolucionaron el mundo, como lo hicieron en el pasado más reciente otras novedades –también presentadas en Fira– como el primer teléfono móvil (1990), el DVD (1998), el iPod (2001), el automóvil híbrido (2003), el iPad (2010), la impresora en 3D (2014)… y como lo harán las que aún quedan por venir.

Servicio a la ciudadanía

31-03-02Fira de Barcelona es heredera de este importante legado documental de grandes y pequeños sueños que, sin duda, han hecho historia.

Conscientes de su valor científico y tras años de trabajo de conservación y catalogación, la institución quiere ponerlo en valor y, por eso, ha publicado una guía de consulta que resume el material que se puede encontrar en su Archivo. Se trata de un servicio disponible para los investigadores y para todas aquellas personas que quieran viajar a través de la historia no solo de Fira, sino también de una sociedad y de una industria con capacidad de innovar, de superarse.

MONTSE GARCÍA DUQUE

Algunas imágenes para la historia (1920-1965)

31-03-05

31-03-06